cma
cma

CERTIFICACIONES DE LA TECNOLOGÍA IBIRCOM Y SUS PROCESOS

Como parte del proceso de investigación y desarrollo de nuestra tecnología, IBIRCOM S.A. solicitó a la organización Bureau Veritas (BV) que certifique diversos aspectos inherentes al producto de la transformación de los RSU. Con ese objetivo, BV prestó servicios de certificación según el siguiente detalle:

  • Certificación del Proceso de Transformación – RSU.
  • Certificación del Proceso de Transformación – Residuos Patogénicos.
  • Certificación de Mediciones Ambientales.
  • Certificación del Proceso de Transformación de RSU sin metales, pilas, vidrios ni PET.
  • Certificación del Proceso de Transformación de RSU con PET, sin metales, pilas ni vidrios.

A continuación se exponen las principales conclusiones emitidas por la firma certificadora.

Certificación del Proceso de Transformación – RSU

1) Condiciones de contaminación:

La certificadora verificó que previo al tratamiento la muestra estaba integrada por residuos orgánicos e inorgánicos con presencia de residuos con contaminación biológica.

En forma posterior al proceso de transformación se verifica que el producto resultante no presenta contaminación biológica y que el residuo tratado contiene menos de 10 UFC/g (unidades formadoras de colonias) y parámetros físicos químicos compatibles con los residuos tratados.

Se certifica que la evaluación del proceso en cuanto a condiciones de inocuidad y contaminación resultó positiva.

2) Particularidades olfativas:

La certificadora verificó que previo al tratamiento del RSU la muestra poseía un olor desagradable propio de los residuos en proceso de descomposición. En forma posterior al proceso de transformación se ha verificado que el producto resultante no posee particularidades olfativas desagradables, habiendo desaparecido en su totalidad los olores mencionados, propios de la descomposición.

Se certifica que la evaluación del proceso en cuanto a particularidades olfativas resultó positiva.

Certificación del Proceso de Transformación – Residuos Patogénicos

1) Condiciones de contaminación:

La certificadora verifica que previo al tratamiento la muestra estaba integrada por residuos patogénicos orgánicos con contaminación biológica.

En forma posterior al proceso de transformación se verifica que el producto resultante no presenta contaminación biológica y que el residuo tratado contiene 200 UFC/g (unidades formadoras de colonias) y parámetros físicos químicos compatibles con los residuos tratados.

Se certifica que la evaluación del proceso en cuanto a condiciones de inocuidad y contaminación resultó positiva.

2) Particularidades olfativas:

La certificadora verifica que previo al tratamiento la muestra poseía un olor desagradable propio de ese tipo de residuos en proceso de descomposición.

En forma posterior al proceso de transformación se ha verificado que el producto resultante no posee particularidades olfativas desagradables, habiendo desaparecido en su totalidad los olores mencionados, propios de la descomposición.

Se certifica que la evaluación del proceso en cuanto a particularidades olfativas resultó positiva.

Certificación sobre Mediciones Ambientales

Las concentraciones de todos los contaminantes evaluados para calidad de aire ambiente exterior resultaron inferiores a los límites permisibles en ambas estaciones de monitoreo (sotavento y barlovento) en condiciones de planta parada y en operación.

Los valores de niveles sonoros determinados en el ambiente exterior y en el ambiente laboral resultaron dentro de los parámetros aceptables para el tipo de actividad.

Certificación del Proceso de Transformación de RSU sin metales, pilas, vidrios ni PET

1) Condiciones de contaminación:

El producto resultante del proceso de transformación en cuando a condiciones de contaminación no presentó contaminación biológica por lo que se certificó que posee características inocuas y no contaminantes.

2) Particularidades olfativas:

La certificadora verifica que previo al tratamiento la muestra poseía un olor desagradable propio de los residuos en proceso de descomposición.

En forma posterior al proceso de transformación se ha verificado que el producto resultante no posee particularidades olfativas desagradables, habiendo desaparecido en su totalidad los olores mencionados, propios de la descomposición.

Se certifica que la evaluación del proceso en cuanto a particularidades olfativas resultó positiva.

3) Destino posible del producto transformado:

El certificado emitido por Bureau Veritas expresa que el RSU transformado podría ser utilizado en reemplazo de determinada proporción de áridos en la fabricación de elementos de construcción tales como contrapisos, losetas de vereda, bloques de hormigón, etc. Asimismo, dicho producto resultó apto para ser dispuesto en relleno sanitario.

Por último, BV certificó que la reducción del volumen procesado fue del 72,3%.

Certificación del Proceso de Transformación de RSU con PET, sin metales, pilas ni vidrios

1) Condiciones de contaminación:

El producto resultante del proceso de transformación en cuando a condiciones de contaminación no presentó contaminación biológica por lo que se certificó que posee características inocuas y no contaminantes.

2) Particularidades olfativas:

La certificadora verifica que previo al tratamiento la muestra poseía un olor desagradable propio de los residuos en proceso de descomposición.

En forma posterior al proceso de transformación se ha verificado que el producto resultante no posee particularidades olfativas desagradables, habiendo desaparecido en su totalidad los olores mencionados, propios de la descomposición.

Se certifica que la evaluación del proceso en cuanto a particularidades olfativas resultó positiva.

3) Destino posible del producto transformado:

El certificado emitido por Bureau Veritas expresa que el RSU transformado podría ser utilizado en reemplazo de determinada proporción de áridos en la fabricación de elementos de construcción tales como contrapisos, losetas de vereda, bloques de hormigón, etc. Asimismo, dicho producto resultó apto para ser dispuesto en relleno sanitario.

Por último, BV certificó que la reducción del volumen procesado fue del 78,3%.